Notas de interés

Autos, normas de transito, reglamentaciones, maniobras

NUESTROS MEJORES AMIGOS! NO HAGAMOS QUE NUESTRO PERRO/GATO NOS RESULTE PELIGROSO.

ago 26, 2014

Muchos tenemos a un mejor amigo con nosotros gran parte del día, lo llamamos: mejor amigo, integrante de la familia, mascota, etc. como creemos tener en claro las normas de transito y la manera de circular seguro y mas aun si se trata de cuidar a nuestra familia! Les obligamos a colocarse el cinturón de seguridad, a viajar tranquilos, a poner sus bolsos o carteras en el baúl o en el piso de la parte trasera, nos cuidamos de no atender el celular, de conducir descansados, de no ingerir alcohol ni droga alguna, etc. y nos tranquiliza pensar que realmente viajamos seguros con la familia o amigos ya que todo esta en su lugar, pero……nuestro perro, perrito, gato, va suelto en el auto o en brazos de alguien! Los hemos visto en brazos del conductor, en el asiento del acompañante, sueltos y de derecha a izquierda en el asiento trasero y en algunos lugares que escapan a la imaginación de cualquiera. Cada uno sabe porque tiene un animal consigo y no vamos a entrar en el tema de cómo se lo trata porque ya es una cuestión de conciencia y humanidad, pero si tanto hablamos de quererlos, de protegerlos, de no abandonarlos, de tratarlos REALMENTE! como parte de la familia, a la hora de trasladarlos con nosotros en el auto no solo NO los protegemos, sino que también ponemos en peligro la integridad de el resto de los ocupante y conductor.
Un gato o perro suelto en el coche sin ningún elemento de seguridad puede resultar igual de peligroso que todo lo dicho anteriormente.
Una frenada del coche teniendo el perro suelto en la parte delantera del coche puede ocasionar grandes estragos. Si un perro de unos 5 kilogramos viaja suelto en el coche a 80 km/h su peso puede, en caso de producirse un accidente, podría equivaler a 1000 kilogramos.
Debe ir sujeto y de manera que no puedan llegar hasta el conductor. Protegidos, como el resto de los pasajeros, por los dispositivos de sujeción del vehículo, a los que, tal como hacen los humanos con los cinturones de seguridad, irán sujetos mediante enganches que, a su vez, se adaptan a un arnés. Es sencillo, es obligatorio y es barato. Y, sobre todo, es seguro, tanto para la propia mascota como para sus compañeros de viaje.
Se sabe que decenas de miles de accidentes automovilísticos son causados cada año por mascotas sueltas, aunque no existen cifras comprobadas.
Nuestro amigo suelto puede ser una enorme distracción. Puede tratar de llamar tu atención, colocar su rostro frente al tuyo, masticar los asientos o vomitar”
Cada uno puede tener formas muy particulares de querer a su animal, nosotros entendemos que querer es cuidar, prevenir, preservar, proteger y somos responsables de ellos y del resto de la familia.
Amigos, recurran a las veterinaria amigas y pregunten como es la forma correcta de transportar a nuestro amigo en el auto, NUNCA EN EL BAUL! Hay arnés que se sujeta al cinturón de seguridad y ellos viajan tranquilos, de esta manera nosotros podemos dedicarnos solo a lo que corresponde y sin distracciones, conducir de manera responsable y segura. Gracias


Tambien te puede interesar