Notas de interés

Autos, normas de transito, reglamentaciones, maniobras

INUNDACIONES...? MUCHOS SON LOS CULPABLES!

nov 13, 2014

No queremos hablar del…. porque aun hoy? Queremos dar algunos consejos útiles!

Si conducir un vehículo en condiciones ideales requiere de toda nuestra concentración para ser una actividad
aceptablemente segura, hacerlo bajo condiciones climáticas desfavorables transforma la situación en algo muy difícil
de predecir donde el más mínimo error puede llevar a consecuencias lamentables..
Producen tantos efectos sobre el terreno, el vehículo y el conductor mismo que la primera y mejor recomendación
que se puede hacer es: "trate de evitar atravesar zonas inundadas". Busque caminos alternativos y si no tiene más alternativa que cruzar la zona inundada
considere al menos los siguientes conceptos básicos:

Busque siempre referencias, edificaciones, postes de alambrado o cualquier indicador que le ayude a
determinar la profundidad del agua. Muchos vehículos flotarán cuando el nivel sobrepase determinada altura. Si
eso ocurriera, perdería todo control y quedaría completamente a la deriva.
Circule siempre a muy baja velocidad, en primera marcha y con el motor acelerado. Y si necesita reducir la
velocidad utilice el embrague sin soltar el acelerador, ya que eso mantendrá un buen flujo de gases por el escape y
evitará, en cierta medida, el ingreso de agua por esta vía hacia el motor El ingreso de agua al motor tanto por la admisión como por el
escape hará que el mismo se detenga al igual que si se moja la instalación eléctrica. Por esa razón ingrese siempre
lentamente al agua o, de lo contrario, provocará olas y salpicaduras que podrían provocar el efecto antes
mencionado.
Sobre caminos mojados suele producirse lo que se denomina aquaplanning; es decir, la pérdida de contacto
directo entre el neumático y el piso cuando el primero no llega a evacuar el agua que los separa. Imagine cuánto
más difícil puede ser que el neumático se adhiera correctamente cuando no es un simple charco lo que tiene por
debajo sino que está completamente rodeado de agua junto a una impredecible variedad de objetos y sustancias. La
mala adherencia en estos casos es casi segura. Nunca intente acelerar ni frenar bruscamente y tampoco gire demasiado el volante; el resultado puede ser
totalmente contraproducente.
El agua afecta seriamente la capacidad de los frenos, por lo que al salir de ella pruébelos repetidas veces para
que se sequen y recobren su funcionalidad.
Y recuerde que no solo podemos pensar en los vehículos al pasar por calles que no debemos, hay vecinos desesperados que tienen que soportar conductores inescrupulosos que, por ingresar en esa calle inundada, para que el agua no lo detenga, aceleran de manera tal que provocan que el agua haga oleaje y se introduzca en la viviendas en donde es mas importante esa familia, que el auto que usted conduce. Gracias.